top of page
LUG00971.jpg
  • Foto del escritorYoe Carrero

¿Qué es la Gentrificación y por qué se habla tanto de esto?

La gentrificación, un fenómeno que en los últimos años ha cobrado relevancia no solo en las discusiones de a quienes les preocupan la planificación urbana sino también en conversaciones cotidianas, pues para una sociedad que cada día tiene mayor acceso a la información se ha vuelto un tema importante para comprender y debatir. Las ciudades necesitan evolucionar y transformarse, es un proceso necesario por el bienestar de quienes las habitan y a medida de que esto va ocurriendo la gentrificación aparece como un desafío que, de no mitigarse, puede afectar a comunidades enteras. En este artículo te resumo un poco de la historia de la gentrificación, algunas causas, consecuencias e ideas de cómo podría abordarse este fenómeno en el ejercicio de la planificación urbana y de quienes hacen políticas para el uso del suelo.  


la gentrificación en la planificación urbana

 

EL CONCEPTO: ¿QUÉ ES LA GENTRIFICACIÓN?


Según ONU HABITAT, el programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, la gentrificación sucede cuando un proceso de renovación y reconstrucción urbana se acompaña de un flujo de personas de clase media o alta que suele desplazar a los habitantes más pobres de las áreas de intervención. En palabras más simples, es un proceso que termina generando la expulsión de los habitantes de un sector por parte de otros grupos con mayor poder adquisitivo.  


Además, actualmente se están generando procesos de gentrificación sin la necesidad de que haya una renovación urbana previa o algún tipo de plan de reestructuración o “recuperación”. El simple hecho de que ciertos sectores estén ubicados cerca de algún centro urbano o económico importante, como zonas empresariales, comerciales, turísticas etc. O cerca de otra zona residencial con características urbanas agradables o mejor calidad de vida, está generando la expulsión de los habitantes tradicionales de esos lugares.


Que un sector empiece a ser tildado como “de moda” es actualmente uno de los primeros avisos de un posible proceso de gentrificación. 

Las causas de esta expulsión están ligadas a la desigualdad ya existente en el lugar pues, al revalorizarse un sector sin ningún plan que involucre o vele por la protección de los habitantes de siempre, las personas que han vivido en ese lugar pueden verse obligadas a desplazarse hacia otras zonas más económicas por la imposibilidad de mantener sus viviendas, cambios en la dinámicas de vida, verse rodeados de comercio o turismo que no es compatible con la tranquilidad que antes tenían, aumentos desproporcionados de los servicios públicos y hasta del impuesto de sus viviendas. Básicamente, desplazamiento forzado.  

 

Este fenómeno puede afectar no solo a sectores empobrecidos, sino a zonas tradicionales donde su población está compuesta por personas mayores que ven cómo sus barrios día a día se alejan más de lo que algún día fueron, tal como sus vidas. Algo exageradamente triste y que deja a este grupo de la población totalmente vulnerable.  


 

¿LA GENTRIFICACIÓN ES UN CONCEPTO NUEVO?


Este tema no es nuevo, se estudia desde los 60 aproximadamente, pero, por ejemplo, en Paris a mediados del siglo XIX se demolieron barrios obreros e industriales enteros para “limpiarlos y acondicionarlos” para familias adineradas. Lo que hoy conocemos como “la zona turística de París” fue el lugar donde vivió la clase obrera. Algo similar pasó en Inglaterra en 1880 y en Estados Unidos en los 50 en la época posguerra. 


parís sufrió gentrificación

 

Cuando el automóvil aparece, se hace popular, accesible para muchos y se convierte en el objeto de deseo de todo el mundo, la dinámica de los centros urbanos empezó a cambiar. Las personas pensaron en vivir fuera de los centros urbanos, imaginando una mejor calidad de vida y tranquilidad. Tener un carro particular los acercaba a esa posibilidad de vivir en los suburbios y desplazarse sin problema diariamente hacia el centro en caso de necesitarlo. Asi que, en un primer momento, la dinámica de movilizarse diariamente del trabajo a la casa y viceversa era totalmente factible. Sin embargo, mientras más accesibles eran los vehículos y más suburbios se construían, más se complicaban los desplazamientos por la congestión vehicular.

 

Por ello, muchos de los que se fueron a vivir a los suburbios regresaron al centro. No sin antes notar que había que recuperar algunas zonas que se habían deprimido por la ausencia de personas haciendo vida en el centro dia y noche. Este proceso de recuperación y retorno de las personas al centro urbano desplazó a quienes se habían establecido o habían permanecido allí, pues no todos tenían el poder adquisitivo para vivir en los suburbios.  


 

¿POR QUÉ PARECE QUE ES UNA MODA?


Actualmente la gentrificación es un tema que parece estar de moda. Bad Bunny habla de esto, Youtubers como Luisito Comunica y cientos de personas en todas las redes sociales replican el mensaje. Pero mas allá de ser una moda es un proceso que está generándose en distintos lugares alrededor del mundo de manera acelerada, a más de la velocidad con la que había ocurrido en épocas anteriores y esto ha llamado la atención.

 

Sin bien la gentrificación se ha visto acelerada gracias a la globalización y otros procesos relacionados, el auge del trabajo remoto y el estilo de vida de nómada digital han hecho que la gentrificación no solo siga su aceleración, sino que se está volviendo cada vez más compleja. Ahora, no solo se trata de desplazamientos de personas que habitan en una misma ciudad, sino que involucra a población extranjera.




el trabajo remoto causa gentrificación

 

 

LA ACELERACIÓN DE LA GENTRIFICACIÓN Y EL NOMADISMO DIGITAL


En el 2020 muchas personas y compañías se dieron cuenta de que el trabajo remoto era una posibilidad. Después de la pandemia, algunas empresas decidieron dejar un porcentaje de sus empleados trabajando de forma remota y otras siguieron funcionando 100% con trabajo desde casa.

 

Con toda la facilidad de trabajar desde donde sea, muchas personas, especialmente de Estados Unidos, han optado por irse a vivir a países más económicos que ofrecen buena calidad de vida, oferta gastronómica, comercial y buen clima. Reducen gastos, viven bien y mantienen su trabajo en dólares. El nuevo sueño americano.  


El mercado inmobiliario ha demostrado a lo largo de los años que si no se controla y se vigila puede ser macabro.  En este aspecto lo que se está generando es complejo: Personas con mayor poder adquisitivo o que reciben ingresos en dólares están llegando a estas áreas y arrendando propiedades a corto plazo para obtener mayores ganancias. Como resultado, los precios de los alquileres están aumentando de manera desmedida, incluso en los mejores casos. Además, algunos propietarios están desalojando edificios enteros para convertirlos en alojamientos temporales, como los ofrecidos en Airbnb. 


Sin embargo, independientemente del enfoque, las personas que han vivido toda su vida en un lugar o que han arrendado durante muchos años se ven obligadas a mudarse debido a la falta de capacidad para pagar los nuevos precios. La competencia es especialmente difícil para aquellos que ganan en una moneda devaluada, mientras que los recién llegados ganan en dólares. Esta disparidad económica está afectando profundamente a las comunidades locales. 

 

CONSECUENCIAS DE LAS NUEVAS DINÁMICAS DE GENTRIFICACIÓN Y QUÉ DEBERÍAMOS HACER


La gentrificación sigue trayendo sus consecuencias más comunes, como el desplazamiento de la población tradicional hacia las periferias o zonas menos favorecidas, aumento de la desigualdad y cambios en la organización social y del espacio, etc. Actualmente, las tensiones entre los extranjeros que viven momentáneamente en algunas ciudades y sus habitantes están generando brotes de xenofobia ante la impotencia de los locales de no poder mantener su estatus en sus propias comunidades. Sin embargo, lejos de obtener una respuesta o alguna solución, se están aumentando las tensiones sociales sumandose a las ya existentes y generando un clima hostil hasta para los mismos locales.

 

Los reclamos en esta materia deberían ir dirigidos a la desatención que está teniendo el Estado en este tema. Son las políticas públicas y sus hacedores los que deben velar por el bienestar y la protección de sus ciudadanos, notando que el libre acceso de nómadas digitales al territorio sin un plan de acción para sus habitantes está generando desplazamientos forzados.  


Resistirnos a los cambios bien sea por tecnología, globalización o simple evolución de la sociedad nunca ha salido nada bien, por lo que ir en contra de un proyecto que incluya revitalizar un sector en particular puede que no sea la respuesta.


Aunque los tiempos que pueda tomar un proceso de renovación urbana inclusiva no vaya de la mano con la velocidad con la que algunos esperan conseguir ganancias, estos proyectos deben planificarse y ejecutarse de la mano de los habitantes del sector. Solo de esta manera se podría lograr un equilibrio entre el desarrollo y la inclusión y que, al mismo tiempo, la historia, identidad y la vida que siempre ha caracterizado a una zona no se apague por la llegada de algo que promete, pero sin garantías, ser mejor.  




Komentar


bottom of page