top of page
LUG00971.jpg
  • Foto del escritorYoe Carrero

Las Ciudades de 15 minutos ¿siempre han existido?

¿Te imaginas vivir en un lugar donde puedas llegar a donde quieras o necesites en solo 15 minutos? Resulta lamentable que no sea así desde un primer momento y que tengamos que SOÑAR con vivir en ciudades en las que podamos acceder a todo lugar y servicio invirtiendo pocos minutos en desplazarnos. Esto suena como esas ciudades a las que solo vamos de vacaciones, pero actualmente existe un concepto que busca hacer un llamado a quienes se encargan de la planificación de las ciudades para mostrar cómo, a través de ciertas acciones, podemos vivir en ciudades más amigables, eficientes y saludables. 


ciudades de 15 minutos de noche

La ciudad de los 15 minutos es un concepto en planificación urbana que busca transformar a las ciudades en espacios más sostenibles, habitables y amigables con las personas que viven en ellas. Esta mirada nace, en parte, de la preocupación por los problemas que está generando el diseño actual de las ciudades, no solo a nivel económico y social sino también de salud, pues actualmente estamos viviendo tiempos en los que el sedentarismo parece ser el común denominador y acompañante de la filosofía del “hacer todo desde casa” y el mundo digital.

  

Este modelo de ciudad propone que los habitantes tengan acceso a servicios esenciales como vivienda, trabajo, educación, atención médica, comercio y entretenimiento a una distancia no mayor a 15 minutos de traslado desde sus hogares. Para lograr esto, Carlos Moreno, quién acuñó este concepto en 2016, propone cuatro pilares fundamentales: proximidad, diversidad, densidad y ubicuidad.

   

  • Proximidad: los destinos más importantes y necesarios para el día a día de un residente estén cerca. 

  • Diversidad: las actividades y servicios que se encuentren en estas ciudades deben ser variadas; lo que en términos de planificación urbana llamamos mixtura en el uso del suelo. Además, esta diversidad también se debe extender a la población y la cultura; una ciudad de 15 minutos debe expresar y contener distintas culturas y grupos sociales. 

  • Densidad: para garantizar la eficiencia de los negocios y servicios estas zonas deben tener una densidad considerable pero equilibrada. 

  • Ubicuidad: una termino extraño pero que no representa más que la garantía de que los servicios y otros beneficios estén disponibles para todos. Una forma menos religiosa de decir “omnipresencia” o esa cualidad que tiene algo de estar en todos lados al mismo tiempo. 

Este concepto no nace de la nada ni se descubre de una dinámica que no haya existido antes. De hecho, muchas de las ciudades más antiguas del mundo cuentan con esta particularidad de que dentro de ellas podemos desplazarnos con facilidad entre los destinos a los que queramos llegar. Las ciudades de 15 minutos siempre han existido y por eso se habla de que los mejores ejemplos son ciudades como París, Barcelona o Portland. La diferencia entre estas ciudades y otras que no son buenos ejemplos para este concepto es que priorizan la calidad de vida de sus habitantes a través de la infraestructura adecuada para ello. En países como Singapur o Suecia se están redefiniendo las prioridades en cuanto a diseño urbano y rescatando las características físicas de las calles para mantenerlas sostenibles tanto para el ambito social como para el económico.  


antigua ciudad de 15 minutos

 

Los beneficios de las ciudades de 15 minutos 

Siempre escuchamos acerca de cómo una ciudad a través de su diseño urbano puede influir de forma positiva o negativa en la calidad de vida de las personas. Pero ¿en qué se traduce eso y cómo una ciudad de 15 minutos mejoraría la vida de alguien


  • Reducción del tráfico vehicular: en ciudades en las que podemos llegar con facilidad a nuestros destinos bien sea caminando o porque se cuenta con servicio público de calidad, se disminuye el uso de automóviles particulares. Esto influye directamente en una menor congestión vehicular. 

  • Mejora en la salud mental: diversos estudios han demostrado que vivir cerca de servicios y necesidades básicas influye en la tranquilidad de las personas. Digamos que genera una especie de “paz mental” el saber que tienes, por ejemplo, un centro de salud cerca en caso de cualquier emergencia. Además, ahorrarse tiempo en desplazamiento también significa menos estrés y más tiempo para compartir en familia, con amigos y contigo mismo. 

  • Menos contaminación: la disminución de automóviles particulares y el reemplazo por medios de transporte más eficientes reducen significativamente la emisión de gases contaminantes contribuyendo a un aire más limpio. Al mismo tiempo, las modificaciones hechas al espacio público en las que se considera vegetación y grandes árboles para dar sombra a los peatones han logrado disminuir la sensación térmica en las calles.  

  • Mejora en la salud física: La proximidad entre destinos es atractiva para decidir caminar o usar la bicicleta. De esta forma podríamos mantenernos más activos en nuestro día a día mejorando el estado físico.  

  • Cohesión social y sentimiento de comunidad: hacer uso activo del espacio público y servicios de la ciudad logra darnos un panorama de cómo es, quienes viven y qué se hace en la comunidad. Esto puede lograr que los habitantes se interesen por participar en actividades sociales y consumir en los establecimientos comerciales locales, activando la economía del lugar y los lazos con la comunidad.  

 

Desafíos de las ciudades de 15 minutos 

Como nada es perfecto y no todas las zonas urbanas tienen la capacidad ni la voluntad de potenciar sus espacios, existen algunos desafíos. Las ciudades son complejas y todas, hasta la más estable, presentan retos a lo largo de su historia que deben ser abordados con creatividad y ajustandose a los tiempos. Los más comunes para las ciudades de 15 minutos suelen estar agrupados en: infraestructura, vivienda y servicios públicos, equidad y gentrificación.

  

  • Infraestructura vial: la base del éxito de las ciudades de 15 minutos es una infraestructura vial que motive a las personas a desplazarse a través de métodos de transporte eficientes y no contaminantes como bicicletas. En el caso de las ciudades que no cuentan con estos espacios, se requiere de una fuerte inversión para adaptar sus calles a las necesidades de los peatones y los ciclistas. 

  • Vivienda y servicios públicos básicos: tomando en cuenta que las ciudades de 15 minutos no solo requieren, sino que han incentivado un crecimiento de la densidad poblacional, se presentan desafíos en cuanto a cantidad de viviendas disponibles y la capacidad de los servicios públicos. 

  • Equidad: mantener estas ciudades accesibles a todas las clases sociales es uno de los mayores retos que se han presentado alrededor del mundo en las ciudades que activamente buscan mantener este modelo. 

  • Gentrificación: las ciudades de 15 minutos han demostrado ser atractivas para todo el mundo, no solo para vivir sino también para ser visitadas por millones de personas al año. Esto último ha traído como consecuencia el aumento del valor de las propiedades, los alquileres y el costo de vida en general, además de la turistificación que cada día cobra más protagonismo en las dinámicas de desplazamiento forzado de la población tradicional.  


parís ciudad de 15 minutos

En resumen, las ciudades de 15 minutos tienen el potencial de mejorar significativamente la vida económica y social de sus residentes, pero es crucial abordar los desafíos para asegurar que los beneficios sean equitativos y sostenibles a largo plazo. Estos desafíos requieren una planificación cuidadosa y la colaboración entre los gobiernos, las empresas y los ciudadanos para crear ciudades que sean verdaderamente inclusivas y sostenibles. 

 

Estas estrategias deben ser implementadas de manera integral y coordinada, buscando siempre el equilibrio entre el desarrollo económico y la protección de los derechos y el bienestar de los residentes actuales. La clave está en la planificación y ejecución consciente que tenga en cuenta tanto las necesidades inmediatas como las consecuencias a largo plazo del desarrollo urbano. 

Kommentare


bottom of page